Search
viernes 17 noviembre 2017
  • :
  • :

Metamorfosis

Metamorfosis.

La más conocida sin duda alguna es la de Kafka, pero si el filósofo se diera una vuelta por el entorno realista, podríamos estar seguro que modificaría su teoria.

La Real Academia de la Lengua la define con las siguientes variables:

  1. 1.
    Transformación que experimentan determinados animales en su desarrollo biológico y que afecta no solo a su forma sino también a sus funciones y su modo de vida; es típica de los poliquetos, equinodermos, insectos, crustáceos y anfibios.
  2. 2.
    Cambio o transformación de una cosa en otra, especialmente el que es sorprendente o extraordinario y afecta a la fortuna, el carácter o el estado de una persona.

    Como obviamente ningún componente del equipo txuri urdin es un poliqueto, equinodermo ni demás ejemplos citados, un servidor llega a la conclusión la dichosa metamorfosis que la Real ofrece a sus seguidores de un tiempo a esta parte se debe al carácter o estado de la persona.

    Y es que cuando un equipo gana 4-2 un mieŕcoles y al los tres días cae de manera humillante ante un rival menor, ni es tan bueno en la primera cita, ni tan malo en la segunda. Cuando la Real gana 3-0 al Alavés, ni es tan buena la tropa donostiarra ni tan pésima la babazorra. Entonces ¿cuál es la explicación?, seguro que atónitos os preguntaréis muchos.       En la metamorfosis encontraréis la respuestas a todas vuestras cuestiones. El cambio de caracter, el aumento de confianza, el asumir responsabilidades, la mentalidad ganadora y demás situaciones mentales que empujan a cambiar la disponibilidad de la actitud del individuo aumentando su aptitud.

    Rulli es capaz de combinar decisivas intervenciones con jugadas imposibles de comprender. Carlos Martinez puede sacar un centro de embrujo como un misil tierra aire sin control ante la suplencia de Elustondo y Zaldua que se ven frenada su progresión por la titularidad del navarro. La pareja de centrales de desconectan con la misma facilidad que Yuri puede encararse con el rival que le haga frente. Illarramendi tiene la cualidad de dominar su espacio haciendo hostil su territorio pero al instante ausentarse por completo. Y qué decir del capitán? Su voluntad es innegable y nadie discute su calidad y entrega pero el tiempo transcurre impecable transformando a niños en adolescentes para que después la juventud sea solo un añoro que impide retornar a tiempos brillantes. Zurutuza corre, pelea, se entrega y sin lesiones es el eje central de la transición entre la defensa y el ataque. Oyarzabal es la transformación personificada. Está creciendo a pasos agigantados dejando atrás la fase de oruga para convertirse en una bella mariposa, pero cuidado y sepamos cuidarla porque sin proyecto, sin éxitos y sin ambiciones en el horizonte, la mariposa puede volar o acabar en la vitrina de poderosos coleccionistas. Vela es el antónimo del joven canterano. Su transformación lleva camino inverso y de ser la más colorista mariposa está regresando al proceso de oruga aunque por su clase, sea de seda. La sorpresa más grata la encarna Willian José, un tipo afable que sin hacer ruido está trabajando con humildad y en el césped contrasta ese esfuerzo a base de trabajo y buenos goles. 

    No deberíamos olvidar que la imagen de la Metamorfosis kafkiana es una negra cucaracha. Y tal vez por ello en esta metafora futbolista el personaje que más puede asemejarse a tan desegradable insecto, sea áquel o aquellos que permiten que los jóvenes gusanos de hermosa seda no puedan salir del capullo porque fichajes millonarios de fósiles coleopteros no solo no estén al nivel deseado sino que tampoco son citados y ven el partido desde la grada.

    Una victoria sin historia ante un rival que desde el pitido inicial fue inferior a una Real que sin hacer un buen futbol, se valió de la puntual metamorfosis de sus mejores valores para conseguir 3 puntos que se antojan muy importantes de cara a un futuro cercano.

    Pdta.                                                                 Sobre el entrenador, decir que no hay metamorfosis, transformación, ni fotosintesis que pueda con él porque a este Señor no le cambia ni Paco Clavel.

    # Aupa Real.




One thought on “Metamorfosis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *